Revés judicial para expastor acusado por agredir sexualmente a feligreses

Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 3:38 pm
Que deniegue la solicitud para que se desestimen los cargos que pesan contra el exreligioso.
image_content_high_41300822_20130726144809

Nelson Santiago Colón, expastor de la Iglesia Peniel en Santa Isabel, acusado por transportar a su residencia a cuatro feligreses varones entre las edades de 12 a 14 años para agredirlos sexualmente, sufrió un revés luego de que el magistrado federal Bruce McGiverin recomendó a la jueza Aida Delgado que deniegue la solicitud para que se desestimen los cargos que pesan contra el exreligioso.

El 30 de noviembre del pasado año, la abogada del acusado Yasmín Irizarry de la Oficina del Defensor Público Federal, solicitó la desestimación de los cargos contra su cliente al argumentar que el pliego acusatorio emitido por el Gran Jurado es insuficiente al no alegar el elemento de transportación interestatal en la presunta ofensa. Asimismo, planteaba que la acusación es inconstitucional debido a que el alegado acto ocurrió en la jurisdicción del Estado Libre Asociado (ELA).

Sin embargo, el magistrado concluyó que los cargos sí tienen la habilidad de afectar el comercio interestatal. “Al leer simplemente el estatuto, no cabe duda que el cruzar líneas interestatales o extranjeras no es un elemento de la ofensa cuando la transportación ocurre en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. McGiverin puntualizó que el estatuto 2423(a) criminaliza el transporte de menores en Puerto Rico con el intento de cometer crímenes sexuales.

La jueza Delgado tiene la última palabra sobre si acoge o no la recomendación del magistrado McGiverin. Santiago Colón de 48 años lleva ingresado en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés) desde el 11 de febrero del 2013. El exlíder religioso fue acusado por un Gran Jurado el 20 de febrero del pasado año por cuatro cargos de transportación de menores para sostener relaciones sexuales. Los alegados hechos ocurrieron entre el 2004 al 2012.

El acusado fue arrestado en su residencia en el barrio Quebrada Limón de Ponce, por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), luego de que fuera dejado en libertad tras prestar una fianza de $110 mil que le impuso la jueza del Tribunal de Primera Instancia de Ponce Sheila Díaz. En el foro estatal fue acusado por cargos de agresión sexual y actos lascivos contra los menores.

Temas:  

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir