Continuar a ElVocero.com

Rosita Fornés: Una vedette sin fin

La nonagenaria vedette cubana recibió a ESCENARIO en su residencia
rosita pr
Roberto Bello/Especial EL VOCERO
Por Jorge Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am

LA HABANA, Cuba – Aún entrando a la sala de sus recuerdos, ayudada con un andador, la nonagenaria vedette cubana y legendaria diva de la Época de Oro del Cine Mexicano, Rosita Fornés, e inolvidable intérprete de zarzuelas, operetas, la comedia musical, dramas, comedias, el vodevil, la farsa, y conductora de nuevos medios como el radio y la televisión, no deja de advertir entre sus admiradores, ese donaire mágico de sus entradas, muy erguida, con mucha elegancia, y a la vez, de faz delicada y coqueta.

Rodeada de cientos de premios y reconocimientos, y de fotos de sus películas del pasado en su hogar habanero, Fornés últimamente ha acaparado la atención de los noticiarios de espectáculos internacionales como CNN y el famoso entrevistador Ismael Cala, así como de otros espacios de la televisión puertorriqueña que han proyectado filmes suyos como ‘Del Can Can al Mambo’, ‘Tin Tan en La Habana’ y ‘Piel Canela’. En este último filme, no solo compartió créditos con la jovencita española Sarita Montiel, sino con el cantante y compositor boricua Bobby Capó, cuya composición del mismo nombre, da el título de la película.

“Me decían que se me entendía todo lo que yo decía: frasear e impostar la voz. No existía el micrófono y la zarzuela y la opereta se tenían que entender hasta la última butaca y había que actuarla bien. En México, en un intermedio me vienen a felicitar al camerino Moreno Torroba y Romero Sarachaga, autores de ‘Luisa Fernanda,’ por hacer la mejor duquesa Carolina. Siempre trabajé mucho. Ahora hago algunos números, pero sin mucho movimiento. Cuando debuté en ‘El asombro de Damasco’ me tocó a la puerta el maestro Ernesto Lecuona para felicitarme y quería que estuviera en su compañía. Horacio Roig quiso que hiciera su ‘Cecilia Valdés’ y le dije que no tenía el tipo. ¡Fui atrevida! Tuve experiencias muy bonitas con Cantinflas y fue quien embulló a mis padres para que me fuera a México cuando me vio actuar en Cuba. Desde entonces, he tenido 75 años de carrera”, declaró Fornés.

En ese ínterin, filmó 21 películas en toda clase de géneros, incluyendo ‘Palmer ha muerto’, que rodara en Puerto Rico en 1959. Trabajó con los más grandes actores y actrices a partir de 1939, como Hugo del Carril, Tin Tan, Luis Sandrini, Mario Moreno Cantinflas, Libertad Lamarque, Tita Merelo, Joaquín Pardavé, Agustín Lara, los hermanos Soler, Luis Aguilar, Jorge Negrete, Pedro Infante, Resortes, Marga López, María Victoria, Rita Montaner, Bola de Nieve, Esther Borja, y compartió mucho con sus compatriotas, las rumberas Rosa Carmina, Ninón Sevilla, Amalia Aguilar y María Antonieta Pons.

Hoy día, Fornés, es una celebridad en toda Iberoamérica, y como dice su representante José Antonio Jiménez Estévez, conocerla es como viajar en el tiempo y recorrer muchos momentos y experiencias emblemáticas del quehacer cultural que la perpetúan en la historia del arte.

“Ya en la madurez, su amplio diapasón interpretativo, la permitió encarnar el rol protagónico de la comedia musical ‘Hello Dolly’, dirigida por Octavio Cortázar. Más cerca en el tiempo, no podemos olvidar su paradigmática recreación de Violeta, en ‘Confesión en el barrio chino’ de Nicolás Dorr, que la convirtieron en la leyenda viva que es hoy”, concluyó Jiménez Estévez.

 

Jorge Rodríguez, EL VOCERO

Laureado periodista reportando por más de dos décadas en EL VOCERO sobre los eventos de arte y cultura de Puerto Rico y el mundo.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir