Sacerdote se declara culpable

Aceptó que tuvo relaciones sexuales con menor de 15 años
sacerdote
EL VOCERO / Archivo
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 1:25 pm

Minutos antes de que se iniciara el proceso de selección del jurado que evaluaría la prueba en su contra, el exsacerdote Israel Berríos Berríos, decidió no enfrentar el juicio y aceptó a la magistrada federal Silvia Carreño que transportó a un jovencito de 15 años para sostener relaciones sexuales.

El ahora convicto tomó la determinación de declararse culpable tras consultarlo con varios de sus familiares que acudieron al Tribunal Federal.

Mientras el exreligioso tomaba la decisión, los potenciales jurados eran mantenidos en otra sala de la Corte Federal.

Berríos Berríos llegó a la vista esposado de pies y manos y vistiendo el uniforme de preso. Este se mostró tranquilo durante toda la vista.

“Se declara culpable por transportar a un menor para sostener relaciones sexuales porque en efecto es culpable?”, cuestionó la magistrada. “Sí su señoría”, respondió el ahora convicto.

El exreligioso hizo alegación de culpabilidad tras llegar a un acuerdo con los fiscales federales Marshal Morgan y Elba Gorbea, a cambio de que estos recomienden una sentencia menor de prisión.

Si Berríos Berríos hubiese enfrentado el juicio, se exponía a ser sentenciado a entre diez años a cadena perpetua.

El acuerdo establece que el gobierno puede solicitar al juez federal Jay García Gregory -quien preside el caso- una sentencia de 12 años y el abogado del excura una pena de 10 años de cárcel.

La vista de sentencia aun no ha sido señalada por el juez García Gregory.

Asimismo, como parte del acuerdo a Berríos Berríos se le desestimarán los cargos por tráfico sexual de menores que también pesaban en su contra.

En el último banco de la sala, los familiares del convicto observaban llorosos el proceso.

Recientemente, el excura sufrió dos reveses, luego de que García Gregory denegara desestimar el pliego acusatorio y también rechazó suprimir su declaración jurada en la que admitió los hechos durante la investigación eclesiástica que llevó a cabo el Arzobispado de Caguas.

Berríos Berríos fue acusado por un Gran Jurado el pasado 8 de mayo de dos cargos por tráfico sexual de menores y dos cargos por tráfico sexual de menores con la intención de que este se prostituyera y cometiera actos sexuales ilícitos.

Durante el juicio en su fondo el gobierno se proponía presentar los testimonios del arzobispo de Caguas Rubén González y del sacerdote Félix Núñez, entre otros, quien estuvo a cargo de la pesquisa de la Iglesia.

Berríos Berríos fue arrestado el pasado 13 de mayo por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

Según la acusación, el religioso transportó a un joven de 15 años en varias ocasiones desde Aibonito a Naranjito a sabiendas de que iba a cometer actos sexuales ilícitos.

El carro que utilizaba pertenecía a la Parroquia San José en Aibonito.

La acusación alega que del 21 al 30 de julio de 2008, el acusado se llevó al menor a Miami para viajar en el crucero “Majesty of the Seas” por las Bahamas durante cuatro días. El acusado era el padrino y guía espiritual del perjudicado.

En el foro estatal enfrenta dos cargos por actos lascivos.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir