Se declara culpable maestro por transportar menor para tener sexo

El hombre de 63 años reconoció que llevó a la jovencita a su casa para sostener relaciones sexuales
ARRESTOS_DROGA_LA_PERLA03
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 5:33 pm

Un maestro retirado que fue acusado por transportar a su casa a una niña de 14 años para sostener relaciones sexuales, se declaró culpable por estos hechos ante el magistrado federal Marcos López.

William Rodríguez Algarín de 63 años, reconoció que el 30 de septiembre del pasado año, llevó a la jovencita a su casa para sostener relaciones sexuales con ésta.

El convicto fue arrestado luego de que fuera a buscar a la menor a la casa de un vecino porque la perjudicada salió huyendo de la residencia.

“Sí señor”, respondió el convicto a preguntas del magistrado López sobre si admitía los hechos. Rodríguez Algarín, llegó a un acuerdo con la fiscal federal Julia Meconiates para que recomiende una sentencia de entre 12 años y 15 años y medio de prisión. Si no se hubiese declarado culpable el convicto se hubiese expuesto a 30 años de cárcel.

De acuerdo a una declaración jurada por un agente del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), la perjudicada le indicó a las autoridades que conoció a Rodríguez Algarín a través de dos compañeras de su escuela -identificadas como Jane Doe Dos y Jane Dos Tres-. Estas le dijeron que conocían a un adulto que les pagaba por tener relaciones sexuales con él. Se lo pusieron al teléfono y el convicto le preguntó si quería tener sexo con él y la menor le contestó que no.

Sin embargo, posteriormente la menor y Rodríguez Algarín se comunicaron por teléfono y éste le preguntó cuáles eran sus posiciones favoritas y le decía que le podía pagar buen dinero.

El convicto quedó en encontrarse con la niña en una gasolinera en Barranquitas. La víctima se arrepintió y se fue a la escuela.

“Jane Dos Dos” le cuestionó por qué no se encontró con Rodríguez Algarín y le dijo que fuera a encontrarse con el convicto porque tenía un regalo para ella.

La víctima accedió y acudió a la gasolinera. Rodríguez Algarín le indicó que se montara en su carro porque tenía el regalo de “Jane Doe Dos” en su casa. Estos se dirigieron a la residencia del convicto en Coamo. Este le entregó un perfume y la llevó a un centro comercial para que se comprara ropa interior. Le compró comida y bebidas alcohólicas para que la ayudaran a relajarse.

Al regresar a la casa Rodríguez Algarín le pidió que se pusiera la ropa que le compró, mientras que él iba a cambiarse de ropa. En ese momento, la joven aprovechó y salió huyendo a la casa del vecino del convicto, quien llamó a la Policía.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir