Se declara no culpable compinche hijo alcalde de Humacao

Ambos son acusados por tráfico sustancias controladas
Carcel_Federal022.jpg
Permanecerá ingresado en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo. EL VOCERO/Archivo
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 11:57 am

Ramón Antonio Torres González, el segundo hombre en mando de la organización liderada por el hijo del alcalde de Humacao, acusada por traficar metanfetaminas y GBL, se declaró no culpable por estos hechos y permanecerá ingresado en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés), hasta que se inicie el juicio en su contra.

Torres González y cinco de los coacusados comparecieron hoy ante la magistrada federal Camille Vélez Rivé para la vista de fianza y de lectura formal de cargos en la que todos se declararon no culpables. Los acusados tienen estudios universitarios y dominan el idioma inglés, lo que es poco usual en los casos de pandillas acusadas por tráfico de sustancias controladas.

La oficina de probatoria recomendó que Torres González de 52 años y médico de profesión, permaneciera detenido hasta que enfrente el juicio en su contra. El acusado fue representado por el abogado José Aguayo, quien se reservó el derecho de solicitar una nueva vista de fianza.

Además de Torres González, Vélez Rivé se negó a concederle fianza a Hommy Rosado Rodríguez de 40 años. Ello, luego de que la Oficina de Probatoria recomendara que permaneciera encarcelado tras ser considerado un peligro para la comunidad, debido a que tiene un historial de más de 40 arrestos.

Los restantes cuatro acusados, quedaron en libertad bajo fianza.

A Nicholson Silva Hernández, representado por la abogada Anita Hill, se le impuso una fianza de $2,500 y un toque de queda. Como condición para quedar en libertad bajo fianza el acusado deberá someterse a prueba de detección de sustancias controladas.

Mientras, que a Fernando Dávila Guadalupe de 35 años, se le impuso una fianza de $5 mil y estará bajo un toque de queda a ser establecido por la Oficina de Probatoria. El acusado es representado por el abogado Juan Massini Soler.

Entretanto, Juan Medina Mojica de 39 años, deberá prestar una fianza de $2,500. Sus padres serán sus custodios y estará bajo un toque de queda. Tendrá que someterse a tratamientos psicológicos. Medina Mojica fue representado por el abogado Jason González.

Por su parte, a Elvyn García Figueroa de 34 años, se le impuso una fianza de $5 mil asegurada y deberá permanecer en su residencia todo el tiempo, excepto para recibir tratamiento médico de sustancias controladas.

García Figueroa tiene estudios en ingeniería de la Universidad de Puerto Rico de Humacao y también es estilista a domicilio. El próximo lunes estaba supuesto a comenzar a trabajar como barbero en el aeropuerto, señaló su abogado Miguel Oppenheimer.

El fiscal Aaron Howell, junto a la fiscal Miriam Fernández, se oponía a que a García Figueroa se le concediera fianza al argumentar que había sido arrestado en el pasado por casos de sustancias controlas y porque dio positivo a la prueba de detección de drogas.

Oppenheimer planteó que los casos contra su cliente fueron desestimados, excepto uno en el 2001 por violaciones a la Ley de Tránsito. Comentó que García Figueroa pagó una multa y se le requirió realizar servicios comunitarios.

La vista de lectura formal de cargos y de fianza contra Javier Trujillo Plumey, hijo del alcalde de Humacao Marceo Trujillo, fue pautada para el 3 de septiembre.
A la organización criminal se le imputa traficar el costoso estimulante “Crystal Meth”, y el depresivo GBL, a través del Correo de Estados Unidos y los servicios postales privados como UPS y FedEx.

Según la acusación Trujillo Plumey, era el principal suplidor de metanfetaminas también conocidas como ICE, cristal ICE y el depresivo GBL. Este último llamado en la calle como “éxtasis líquido” y la droga “date rape”.

Se alega que Trujillo Plumey y Torres González, fungieron como principales suplidores de metanfetaminas y GBL, las cuales fueron detectadas por primera vez en la Isla.

Según la pesquisa, las drogas eran recibidas por correo y no creadas en la Isla. Estas eran enviadas por acusados y coconspiradores desde el estado de California y el GBL venía de China.

Los acusados Armando Durán y Peter Molina eran los encargados de enviar la metanfetamina a través del correo desde California.

Un gramo de las referidas sustancias controladas tiene un costo de $200. Estas sustancias eran vendidas a personas adineradas.
Los acusados utilizaban medios de comunicación como teléfonos celulares para facilitar el tráfico de drogas.

Los cargos dos al ocho del pliego acusatorio detallan seis ocasiones en las cuales distintos coconspiradores fueron detenidos con metanfetaminas.

Los cargos nueve al seis imputan el uso de teléfonos durante la comisión del delito de narcotráfico. En específico, los acusados uno, dos y tres hicieron llamadas telefónicas para llevar a cabo la conspiración.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir