Se declararía culpable abuelo embarazó a nieta dos veces

El acusado se expone a un mínimo de diez años de cárcel a cadena perpetua.
MALLETE23
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 10:58 am

Manuel Natal Bracetti, quien embarazó a su nieta menor de edad dos veces, se declararía culpable por estos hechos en el foro federal en donde enfrenta cargos por tráfico sexual de menores y transporte
sexual de menores.

Así lo informó su abogado Víctor González de la Oficina del Defensor Público Federal durante una vista de status del caso ante el juez federal José Fusté.

“No veo otra alternativa (que declararse culpable)”, afirmó González. El letrado indicó que recibió una oferta del gobierno –la cual no precisó- para que su cliente se declare culpable. Señaló que el
acusado le dijo que va a discutir la oferta con su familia.

El acusado se expone a un mínimo de diez años de cárcel a cadena perpetua. El juicio contra Natal Bracetti había sido señalado para el 7 de julio. Sin embargo, Fusté manifestó que no estará disponible para esa fecha por lo que lo reseñaló para el 23 de junio.

“El juez dijo estar seguro que este caso terminará en un acuerdo para que el acusado se declare culpable.

Natal Bracetti fue arrestado el pasado 26 de marzo por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en pleno Tribunal de Caguas en momentos en que se realizaba una vista preliminar en su contra en relación a este caso.

Al momento de ser arrestado por el ICE, Natal Bracetti se encontraba libre bajo fianza.

De acuerdo a la declaración jurada de un agente del ICE, el acusado transportó a su nieta de 12 años en varias ocasiones a Yabucoa, Cidra, San Lorenzo y otros lugares no especificados para tener sexo con la menor.

La perjudicada fue entrevistada por los agentes federales y relató que comenzó a ser abusada por su abuelo cuando tenía 12 años.

Su madre trabajaba fines de semana y Natal Bracetti buscaba a su nieta a Cidra para luego llevarla a su finca, ubicada en San Lorenzo en donde tenían sexo mínimo, una vez al día y a veces hasta tres veces al día.

Asimismo, la víctima informó a los agentes que a veces su abuelo le pagaba entre $20 a $80 por acostarse con ella y que en otras ocasiones la forzaba a tener sexo.

En una ocasión la menor lo acompañó a comprar comida para caballos y en el camino se detuvo y la violó.

Se alega que el acusado nunca utilizó profilácticos y que le hacía sexo oral. La joven indicó que su abuelo le advertía que si quedaba embarazada le dijera a las demás personas que el padre de su hijo era otra persona.

Incluso, le hacía tomar malta caliente porque supuestamente le prevenía quedar embarazada.

Narró que quedó embarazada por primera vez cuando tenía 12 años. El abuelo le instruía a utilizar ropa suelta para ocultar su abdomen. La joven le dijo a su familia que el bebé era hijo de un tal “Yuyo”, que conoció en un funeral.

La joven volvió a quedar embarazada a los 14 años. Cuando el acusado supo que la volvió a embarazar, la obligó a tomar varias maltas calientes “para que abortara”.

Su madre le insistió en que le dijera quien era el padre del bebé y siempre se negaba a responderle.

Sin saber quien era el padre de los niños, la madre de la menor la llevó a la Policía a radicar una
querella.

Como resultado de la querella, le víctima fue entrevistada por los agentes estatales y admitió que su abuelo era el padre de ambos niños.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir