Se quedó corto

El Ferrari 250 GTO de 1962 que les presentamos hace unas semanas no logró las expectativas
VSV082200c Ferrari
Suministrada
Por Andrés O'Neill, Jr., Al Volante 4:00 am

El Ferrari 250 GTO de 1962 que les presentamos hace unas semanas no logró las expectativas. Tan pronto el mundo de los coleccionistas de autos clásicos se enteró de que este ejemplar, uno de tan solo 36 producidos, sería ofrecido en subasta, se especuló que rompería la barrera de los $50 millones.

Bueno, pues la subasta fue este pasado fin de semana durante el Monterey Weekend en Monterey, California y el codiciado Ferrari se quedó corto. No llegó a los cincuenta millones de dólares. Aun así, estableció un nuevo récord para un carro subastado cuando se fue por $38.1 millones. El récord anterior, de $30 millones, lo había establecido un Mercedes-Benz del 1954, subastado el año pasado.

La subasta, que duró un fugaz minuto con 12 segundos, comenzó en los $10 millones y en tan solo 11 segundos, el valor del carro ya se había duplicado. En ese suspiero, ya iba por los veinte millones de dólares. Los incrementos aumentaban de millón en millón prácticamente cada segundo. Al pasar de los treinta millones, la cosa se puso un poco más lenta y 72 segundos después de abierta la subasta, el martillo golpeó la mesa con la oferta final de $38,115,000.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir