Sector de autos apuesta a la estabilización

Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:00 am
Representantes de las diferentes marcas reconocieron que la “patente nacional” podría detener el desarrollo económico
vr0123025-autos1-40p
SUMINISTRADA

El Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA), organización que representa la industria automotriz en Puerto Rico, proyecta una estabilidad en el mercado de autos, aunque con grandes retos de frente como el rumbo de la economía y la puesta en vigor de la llamada patente nacional.

En el 2013 las ventas de automóviles registraron un total de 102,641 unidades en Puerto Rico e Islas Vírgenes, y para el año previo se vendieron 102,550 unidades. Ante esos números, los miembros de GUIA buscan para el 2014 mantener la estabilidad de la industria, para la cual aseguran se verán mejores productos, diversidad de inventario con mayor eficiencia en combustible y mejoras en servicios.

Tras la experiencia pasada, no descartan el regreso de algunos eventos de ventas especiales, los cuales fueron adoptados por algunas marcas y produjeron buenos resultados.

Durante la conferencia de prensa celebrada ayer, quedó evidenciada la preocupación de la industria en torno a la imposición final de la Patente Nacional, ya que los márgenes de ganancia del sector lo estiman reducidos, toda vez que fluctúan entre 1% y 3%.

“Hemos sido consistentes en nuestra determinación de mantener a flote, no sólo nuestra industria y los empleos que la misma representa, sino también la economía de Puerto Rico, a la cual aportamos significativamente en arbitrios, pago de impuestos al consumo y otras aportaciones tales como las patronales y ahora, la patente nacional”, expresó José Ordeix, presidente de GUIA, y sostuvo que la patente nacional les representará tasas contributivas de entre 70% a 100%, de aumento.

La llegada de las nuevas imposiciones, según los miembros de GUIA, no estimularán la economía y el desarrollo económico esperado. Aunque reconocieron que puede resultar especulativo el efecto del impuesto, entienden que sí será adverso porque necesariamente les reducirá el dinero disponible para inversión.

“Nuestra industria es una de las más gravadas en términos de impuestos, aun cuando cada vehículo paga entre 13% y 40% del precio contributivo de venta, un promedio, de 20%. En el 2013, preliminarmente la industria automotriz aportó aproximadamente $411 millones al Fondo General de Puerto Rico. Asimismo, mediante el pago de los impuestos a la venta de nuestras piezas y servicios, se estima que hacemos aportaciones igualmente significativas al erario y al de los municipios”, apuntó Ordeix.

Tradicionalmente, la industria automotriz local ha sido considerada como uno de los más importantes indicadores económicos para Puerto Rico. Representa unos 14 mil empleos directos, a lo cual se suman los empleos indirectos relacionados como transportistas, banca, seguros, suplidores de materiales, mercadeo y publicidad, entre otros.

Según Ordeix, “el 2013 fue uno de grandes retos en la industria. Tuvimos varios meses de crecimiento a principios de año, sin embargo, esa tendencia no se extendió hasta finales de año”.

Dijo que mientras observan cómo sigue el desempeño de la economía “continuaremos ofreciendo el mejor servicio a nuestros clientes en el 2014, brindándole lo último en tecnología y nos mantendremos satisfaciendo la demanda actual de vehículos en la isla y cumpliendo las expectativas del consumidor local”.

Temas:    • 

Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir