Seguirá detenido Lutgardo Acevedo hasta juicio en su contra

El acusado permanecerá ingresado en el Centro de Detención Metropolitano hasta el juicio en su contra.
lutgardo 1
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 8:43 pm

El contable Lutgardo Acevedo López permanecerá detenido en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés), hasta que se inicie el juicio en su contra, luego de que la jueza presidenta del Tribunal Federal Aida Delgado lo considerara un peligro para la comunidad.

“La evidencia presentada por el gobierno es abrumadora…tengo que coincidir con el magistrado William Matthewman -del distrito Sur de la Florida quien presidió la primera vista de fianza- de que la prueba que definitivamente el peso de la evidencia justifica una orden de detención”, afirmó Delgado.

La determinación de la jueza se produjo tras escuchar los argumentos de las partes durante cinco horas y media.

La abogada del contable -acusado por soborno- Esther Castro, solicitó una vista de reconsideración de fianza al plantear que tenía evidencia que no fue presentada durante la vista de fianza en la Florida el pasado 6 de junio. La letrada pedía que a su cliente se le permitiera quedar bajo arresto domiciliario, utilizando grillete electrónico.

Mientras, los fiscales federales María Domínguez José Capó plantearon que Acevedo López es un peligro para la comunidad por su comportamiento violento.

Castro presentó tres testigos de reputación. Estos fueron el tío de Lutgardo, Luis López Rivera, un policía retirado, Silvia Meléndez Rivera, una exempleada del acusado, que le compró una tintorería al contable con la ayuda de este. Asimismo, declaró el abogado David Villanueva, quien conoció a Lutgardo cuando ambos eran policías.

Los tres testigos rechazaron a preguntas de la defensa que Lutgardo fuera una persona violenta. Lo describieron como trabajador.

Sin embargo, a preguntas de los fiscales Domínguez y Capó Meléndez Rivera y López Rivera reconocieron que desconocían detalles de la vida del acusado. López Rivera admitió que desconocía de los mensajes de texto amenazantes que le envió Lutgardo a su primo Rafael Lorenzo Acevedo tras radicarle una querella luego de que el contable lo apuntara con un arma de fuego en un sports bar en Aguadilla. La admisión de López Rivera se produjo tras ser confrontado con la transcripción de los mensajes de texto en los que Lutgardo amenazaba a su primo.

Lorenzo Acevedo se retractó de su versión sobre el incidente con Lutgardo, huyó de la Isla y se radicó en Estados Unidos y buscó la protección del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

El abogado Villanueva reafirmó ante las insistentes preguntas de Capó que Lutgardo no es una persona violenta a pesar de que era adicto al alcohol, cocaína y Percocet, de protagonizar un incidente de violencia doméstica con su esposa -Migdalia Fuentes- del choque en el que le causó la muerte al guardia de seguridad Félix Babilonia -por el que fue absuelto por el coacusado juez destituido del Tribunal de Aguadilla Manuel Acevedo Hernández- y por el de Mesa Criolla en el que apuntó con un arma de fuego al dueño del establecimiento Orlando Soto Ventura a quien presuntamente mandó a agredir tras negarse a entregarle el video que capta el momento en que Lutgardo lo apunta con el arma de fuego.

Los fiscales presentaron una foto en la que aparece el rostro herido de Soto Ventura, luego de que Acevedo López alegadamente contactara a dos sujetos Eliezer Vega Mercado y Elliot Medina del barrio Aceituna de Moca para propinarle una golpiza que provocó su hospitalización. Por este caso el juez Acevedo Hernández los sentenció a 10 y siete meses de cárcel a pesar de que tenían expediente previo y de que se exponían hasta a 10 años de prisión.

Castro alegaba que su cliente fue la víctima en ese incidente y le entregó a la jueza fotos en las que Lutgardo se mostraba herido.
Por su parte, el gobierno, además de los mensajes de texto amenazantes de Lutgardo a su primo Rafy, presentó un audio en el que se escuchaba a Lutgardo decir que iba a “liquidar” a cualquier persona que cooperara con las autoridades federales.

De igual forma, sometieron como evidencia contra Lutgardo una carta que le envió el policía Noel Pérez Crespo al director del FBI Carlos Cases en la que le comunicaba que estaba preocupado que al acusado se le concediera fianza porque temía por su vida y la de su familia. Pérez Crespo fue quien investigó el incidente en Mesa Criolla en Moca -ocurrido el 23 de agosto del 2010-.

Pérez Crespo señaló en la misiva que las influencias de Lutgardo en la Policía lograron que se le radicaran querellas falsas en su contra, intentar mancillar su reputación y que se le trasladara a Rincón.

“Reitero temo por mi seguridad y la de mi familia. Lutgardo Acevedo es capaz de producir daño y eliminar todo aquello que considere una amenaza”, expresa la misiva del agente leída en sala por la fiscal Domínguez.

Capó presentó también el listado de unas 300 balas de armas de fuego de diferentes calibres, por Acevedo López poco después de que fuera entrevistado por los agentes del FBI. Comentó que Lutgardo llevaba tiempo sin comprar municiones y que decidió comprarlas tras ser contactado por el FBI.

La abogada de Acevedo López planteó que el problema de su cliente era el uso del alcohol.

“Cuando bebe es cuando cambia totalmente y cuando no lo hace es el pilar de su familia”, argumentó la abogada.

Planteó que Lutgardo se registró en una clínica de rehabilitación para lidiar con su problema de alcohol.

Por su parte, la fiscal Domínguez afirmó que Lutgardo es una persona de “naturaleza violenta” y “astuta” al buscar la forma de evadir las consecuencias de sus actos, como el haber hecho pagos de soborno al juez Acevedo Hernández para que lo absolviera de su caso de homicidio negligente.

Expuso que Lutgardo decidió someterse a un tratamiento de rehabilitación -en abril de este año- cuando supo “que el FBI estaba detrás de él” . Ello, a pesar de que lleva bebiendo desde los 21 años.

De igual forma, Domínguez afirmó que varias personas implicadas en este caso le temen.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir