Sentencian a 21 meses de cárcel a Pablo Casellas

Además de una multa de $5 mil
ERG_7576-2
EL VOCERO / Archivo
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 12:38 pm

Pablo Casellas fue sentenciado por el juez federal Joseph Goodwin a un año y nueve meses de cárcel y al pago de una multa de $5 mil tras ser convicto por mentir a los agentes federales sobre el alegado “carjacking” que sufrió el 17 de junio del 2012.

El excorredor de seguros rechazó nuevamente haber asesinado a su esposa Carmen Paredes y haber mentido a las autoridades federales y estatales.

“Su señoría con todo el respeto, no recibí un juicio justo e imparcial en la corte federal ni en la corte estatal. Esto fue un bombardeo constante de evidencia distorsionada. Lo único que he pedido es un jurado justo e imparcial que pueda evaluar mi caso. No mentí, le dije la verdad al agente (Rafael) Díaz. Le dije lo mismo que le dije a mi familia. Yo no maté a mis esposa, la amo y la extraño todos los días.

No puedo mostrar arrepentimiento por algo que no hice. Lo único que me mantiene a flote es que mi padre, mi hermano y mis hijas creen en mi inocencia y están al lado mío todos los días. Saben que nunca hubiese cometido esos crímenes. No tenia razón para mentir, voy con la cabeza en alto”, afirmó Casellas durante su alocución, previo a ser sentenciado.

El convicto pidió a las autoridades que encuentren al “verdadero”

asesino de su esposa para que se “haga justicia”.

El fiscal federal Andy Camacho del distrito Sur de la Florida, pedía que Casellas fuera sentenciado a cinco años de cárcel. Exponía que la corte debía tomar en consideración que Casellas mintió a las autoridades como parte de un complot para cometer el asesinato de su esposa.

“Fue una mentira para a sangre fría matar a su esposa”, apuntó el fiscal. El convicto hacía muecas y rechazaba con la cabeza los argumentos de Camacho.

Mientras, el abogado de Casellas Francisco Rebollo pidió que no se considerara el asesinato de Paredes.

“La muerte hubiera ocurrido de todas formas. La mentira no afectó que ocurriera el asesinato”, expuso Rebollo.

Según las guías de sentencia el convicto se exponía a un mínimo entre uno a siete meses de cárcel.

El fiscal Camacho destacó tres incidentes violentos protagonizados por Casellas en los que apuntó a personas con su arma de fuego.

Rebollo manifestó que su cliente no fue procesado criminalmente por ninguno de estos incidentes.

Por su parte, el juez Goodwin afirmó que la sentencia de un año y nueve meses de prisión es una “razonable, necesaria y apropiada”.

El juez señaló que le dio peso a los incidentes previos protagonizados por Casellas aunque no fue convicto por ninguno de ellos. “Es propenso a causar daño a otras personas con armas de fuego y fue convicto por matar a su esposa con un arma de fuego”, acotó.

Asimismo, tomó en consideración el hecho de que indujo a error a los agentes federales sobre el “carjacking” y provocó que el gobierno federal hiciera un gasto en recursos para investigar un asalto de auto a mano armada que nunca ocurrió.

También ponderó la seriedad de la ofensa y consideró que su sentencia sirve de disuasivo a otras personas.

Al concluir la vista Rebollo anticipó a la prensa que apelará la convicción y la sentencia impuesta a su cliente.

“En Puerto Rico no se podía escoger un jurado justo e imparcial para atender el asunto. La mejor prueba de que eso es así es que en este caso un jurado lo halló culpable de todos  los cargos más allá de dura razonable y un juez tuvo que venir a corregirlo y que entiende que hay ausencia de prueba. En Puerto Rico con o sin prueba lo van a encontrar culpable.

Vamos a pedir que Boston revoque la convicción  y la sentencia federal y se ordene jun nuevo juicio en otro distrito”, afirmó Rebollo.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir