Continuar a ElVocero.com

Sentencian a 25 años de cárcel a sujeto por “carjacking” Río Piedras

El convicto se declaró culpable por este caso el pasado 17 de enero
juicio
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 9:43 am

El juez federal Gustavo Gelpí no aceptó el acuerdo al que llegó la fiscalía federal y la defensa de Angel Cubero Vázquez, convicto por cometer un “carjacking” contra un jardinero a quien le perforó un pulmón y le provocó daños permanentes a sus ojos.

Gelpí sentenció a Cubero Vázquez, mejor conocido como “Menor” a 25 años de cárcel por entender que merece esta sentencia por la manera cruel, depravada y grotesca de los actos hacia la víctima.

El convicto se declaró culpable por este caso el pasado 17 de enero, luego de que su abogado Giovanni Canino de la Oficina del Defensor Público Federal llegara a un acuerdo para que la fiscal Kelly Zenón recomendara una sentencia de 15 años y medio.

Gelpí determinó que la víctima sufrió daño corporal y permanente. El perjudicado identificado por sus iniciales LTS, perdió un ojo, tiene que evacuar en una bolsita conectada al intestino, se tuvo que mudar de Puerto Rico y recibe atención psiquiátrica y psicológica a consecuencia del crimen contra su persona.

Canino objetó la sentencia impuesta por el juez argumentando que la pena era excesiva y por encima de las guías de sentencia -las cuales son discrecionales-.

Asimismo, alegó que no hubo daño permanente.

El juez ripostó que “hasta que existiesen ojos biónicos, la pérdida del ojo era permanente. Igualmente el tener que usar la bolsita por los pasados dos años y de forma indefinida, también cualifica como daño permanente”.

El convicto le dijo al juez que había encontrado al Señor y que le permitiese dirigir una oración en sala por la víctima. Gelpí lo denegó y le dijo que hiciera la oración en privado.

De acuerdo a la declaración jurada de un agente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), el 27 de julio de 2012 LTS salía a eso de las 4:30 a.m. de su condominio ubicado en el edificio 1106 de la avenida Ponce de León en Río Piedras.

En momentos en que se acercaba a su vehículo estacionado al otro lado de la calle, lo interceptó el convicto y utilizando un cuchillo le dijo “no hagas nada y dame tu cartera”. La víctima le dio su cartera la cual tenía $2.00, su tarjeta de seguro social, licencia de conducir y fotos.

Durante el asalto al perjudicado le dio un ataque de nervios, le subió la presión, se mareó y decidió sentarse en el suelo.

Cubero Vázquez le ordenó que le entregara las llaves, pero la víctima se negó porque utilizaba su vehículo como medio de transporte para su trabajo como jardinero.

Cubero Vázquez le dijo “móntate y llévame a un sitio”, mientras lo amenazaba con el cuchillo.

En momentos en que el perjudicado manejaba su vehículo, el convicto le indicó que estaba molesto porque le habían destrozado el carro en la avenida 65 de Infantería y que alguien le robó su arma de fuego.

LTS llevó al asaltante al camino Angel Viera en Cupey. Al llegar al lugar el convicto le advirtió a la víctima “no hagas nébula y pégate a la guagua para chequearte. Mientras lo vigilaba le arrancó un collar “puca”. Acto seguido, el convicto lo empujó hacia el monte y mientras caminaban Cubero Vázquez lo apuñaló por la parte derecha de la espalda por lo que cayó de rodillas.

Luego, con una piedra que encontró en el lugar, comenzó a golpearlo en la cabeza.

LTS trató de defenderse, pero el convicto comenzó a presionarle los ojos con sus dedos y siguió golpeándolo. Cubero Vázquez le quitó la camiseta a la víctima y comenzó a estrangularlo con ella. Minutos más tarde le acuchilló la mano y mientras lo hacía el cuchillo se rompió y cayó al suelo.

LTS le dijo a su victimario “soy de la calle, no me hagas más daño” y comenzó a rezar.

Cubero Vázquez dejó abandonado al perjudicado, quien observó a su victimario llevarse su Ford Explorer. Minutos más tarde, varios vecinos del lugar lo socorrieron y llamaron al 9-1-1.

Este fue llevado al Centro Médico en Río Piedras. LTS presentaba múltiples heridas en diferentes partes del cuerpo, un pulmón perforado y serias laceraciones en sus ojos.

A eso de las 7:00 a.m. agentes de la división de Robos de la Policía de Puerto Rico acudieron al lugar de los hechos y mientras patrullaban por el área, observaron al convicto mientras transitaba por el Camino Los Mudos. Al percatarse de la presencia de los agentes de la Policía, Cubero Vázquez se bajó del vehículo y corrió hacia la carretera Angel Viera en donde fue arrestado.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir