Sentencian a hijo de “El Chuchin”

Por poseer un arma de fuego modificada para disparar de forma automática.
Carcel_Federal022
EL VOCERO / Archivo
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 11:33 am

Anthony Soto Rivera, hijo del exsenador Antonio “El Chuchin Soto”, fue sentenciado por el juez federal Francisco Besosa a nueve años de cárcel y a tres años de libertad supervisada, por poseer un arma de fuego modificada para disparar de forma automática.

El convicto se declaró culpable por estos hechos el 7 de octubre del 2013, luego de llegar a un acuerdo con la fiscal Kelly Zenón, para que recomendara que fuera sentenciado entre 6.4 a ocho años de prisión.

Sin embargo, el juez rechazó el acuerdo entre la abogada Mauri De Waun de la Oficina del Defensor Público Federal y la fiscal Zenón.

Besosa afirmó que el convicto es un ofensor de carrera tras ser convicto en dos ocasiones por posesión de marihuana en Pennsylvania.

Destacó que en otras dos ocasiones se le revocó la fianza y que no cumplió ni un solo día de cárcel.

Asimismo, el juez expresó su preocupación con el tipo de arma de fuego -pistola calibre 40- con la que fue arrestado el retoño de “El Chuchin”. “Este tipo de arma es incontrolable”, indicó Besosa. Señaló que el convicto intentó huir de las autoridades al ser descubierto en posesión del arma de fuego.

Soto Rivera pidió perdón a su familia que se encontraba en sala. Su padre, quien actualmente enfrenta en el foro estatal 12 cargos por apropiación ilegal de fondos públicos y 13 de falsedad ideológica- no estuvo en sala.
“Estoy arrepentido por lo que ha pasado. Les pido disculpas por lo que he hecho, pero tengo que pagar por lo que he hecho. Espero que cuando salga pueda aconsejar a otros que no hagan lo que he hecho”, expresó lloroso durante su alocución, previo a ser sentenciado.

“Eso espero yo también”, le respondió Besosa. Soto Rivera de 36 años, debe someterse a un tratamiento para controlar el coraje.

De igual forma, debe someterse a pruebas de drogas. Soto Rivera fue acusado por un Gran Jurado por poseer un arma de fuego y varias municiones siendo una persona convicta y por poseer un arma de fuego que fue modificada para disparar de forma automática. De acuerdo a la acusación, el 30 de julio del 2013 agentes de la región de Guayama de la Policía de Puerto Rico vigilaban la zona y observaron a Soto Rivera salir de un vehículo Dodge Caravan con una bolsa negra pequeña. Al escuchar la sirena del vehículo de la Policía, intentó escapar, pero su auto fue bloqueado por las patrullas de los agentes.

Sin embargo, el convicto puso su auto en reversa y chocó las patrullas. Los agentes tuvieron que utilizar una pistola “Taser” para su arresto. A Soto Rivera se le ocupó una pistola Glock modelo 23 .40 y dos magazines.

En la bolsa se encontró una identificación del estado de Pennsylvania, su tarjeta de Seguro Social y su licencia de conducir en Puerto Rico.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir