Sentencian a timador de religiosos

Defraudó a unos 200 inversionistas en $7 millones.
Tribunal_Federal_01
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 1:05 pm

El juez federal Francisco Besosa, sentenció a 14 años de cárcel a Ricardo Bonilla Rojas, acusado por participar en un esquema en el que defraudó a unos 200 inversionistas en $7 millones.

El convicto, había llegado a un acuerdo con los fiscales Charles Walsh y Teresa Zapata, para que recomendaran una sentencia de 12 años de prisión. Sin embargo, como los jueces no están obligados a acoger los acuerdos entre el gobierno y los acusados, lo sentenció a 14 años.

Bonilla Rojas, en compañía de su abogado Manuel San Juan dijo estar arrepentido por su ofensa.

“Primeramente quiero pedir disculpas a mi familia y a todas las personas que le he causado daño. Lo reconozco. Aunque la gente crea que he pasado por alto todo lo acontecido, no es así. Soy humano, tengo sentimientos, sé el dolor que he causado y lo vivo cada día”, expresó el convicto con voz quebrada durante su alocución, previo a ser sentenciado.

Solicitó a Besosa que recomiende que sea ingresado en una institución penal de custodia mínima para poder estudiar contabilidad y administración de empresas.

“Con esto quiero que Dios me de salud y fuerza para que cuando salga de la cárcel poder pagar el dinero que le debo a muchos”, señaló Bonilla Rojas. En la sala estaba la hija del convicto.

Mientras, dos de las víctimas, Néstor Manuel Reyes y Jorge Rosa Villegas, dijeron al juez que el acuerdo de 12 años les parecía muy poco de tiempo de cárcel en comparación a todo lo que han sufrido.

“Soy la persona más perjudicada por el señor Bonilla, por mi mala suerte. Quiero darle gracias al tribunal por mostrar su afán de hacer justicia a tantas personas que fuimos perjudicadas y tomadas del bolsillo por este señor que nos ofreció villas y castillas, que no cesó de mentir y de esconderse, que se fue a España para quedarse por allá tres años para que prescribieran nuestros casos, dejando aquí a un montón de padres de familia desprovistos para la educación de sus
hijos y sin planes para retiro para una vejez decente y honesta”, apuntó Reyes.

“Quiero que el tribunal tenga en mente que no sentencia a un tonto, que es un planificador, mentiroso, manipulador y capaz de cualquier cosas para salir bien. Siempre he creído que se le debe sentenciar a 15 años para que algunos estemos conformes”, agregó.

Por su parte, Rosa Villegas afirmó “para mí con todos los sufrimientos que nos ha hecho pasar a toda la familia, para mí creo que la sentencia es poca porque hemos sufrido mucho por eso. Cuando fue a mi casa con la Biblia en sus manos, él sabía el daño que iba a cometer”.

El licenciado San Juan manifestó que aunque su cliente sí cometió un crimen, aclaró que no se fue a España para esconderse.

El letrado había pedido al juez que le concediera a su cliente entregarse a los Alguaciles Federales cuando le asignaran la institución penal. Empero, el juez ordenó que se entregara a las 3:00 p.m. de hoy.

Al concluir la vista, Besosa informó al convicto que no puede volver a laborar en la industria de inversiones, ni en telemercadeo. El juez afirmó que la ofensa que cometió Bonilla Rojas causó a los perjudicados daño emocional y económico, créditos dañados y que algunos tuvieran que salir de su retiro para buscar un trabajo.

Las víctimas eran evangélicos y trabajadores de fábricas en la Isla. Según la acusación, Bonilla Rojas y su firma Shadai Yire levantó unos $7 millones de unos 200 inversionistas, en su mayoría residentes en Puerto Rico, así como en los estados de la Florida, Nueva York y Carolina del Norte.

El convicto aseguró a las víctimas que sus contribuciones principales estaban 100 por ciento garantizadas y prometía dividendos de hasta un 50 por ciento con sus inversiones.

Empero, no invirtió el dinero y usaba a nuevos inversionistas para pagarle a los que iniciaron sus contribuciones hacía más tiempo.

El pasado 5 de marzo el convicto se declaró culpable por este caso. Pero, Besosa rechazó el acuerdo al que llegó con el fiscal Walsh, quien recomendaba una sentencia de entre tres años y ocho meses a cuatro años y siete meses. A Besosa le pareció insuficiente la recomendación del fiscal.

Bonilla Rojas decidió enfrentar el juicio. Sin embargo, después de 16 días de juicio, decidió declararse culpable el 18 de diciembre de 2013.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir