Sin esperanzas para el “oso polar más triste del mundo”

El último oso polar que queda con vida en Argentina permanecerá en el zoológico a pesar de las peticiones y denuncias
url
Por ElVocero.com 12:45 pm

Ni la atención mediática ni el revuelo en la redes ha ocasionado que el caso de Arturo, denominado el “oso polar más triste del mundo”, sea transferido de Argentina a un lugar con un clima más acorde a esa especie.

Arturo tiene 29 años y ha pasado los últimos 21 años de su vida en un zoológico municipal en Mendoza, Argentina, donde las temperaturas en el verano superan los 38ºC. Tras de la muerte de su compañero de jaula en el año 2012 y la de otro oso polar en Buenos Aires ese mismo año, Arturo es ahora el único oso polar vivo en Argentina, lo que hace que su situación sea mucho más triste.

“Tus manos estarán manchadas con su sangre cuando él muera”, escribió Cher en un tuit a “#MrsCristinaFernandezDeKirchner” a finales de mayo. Este tweet es sólo uno de muchos posts en Twitter con el objetivo de ayudar a Arturo.

Las más de 675 mil firmas en la petición de Change.com, fueron en vano, pues según dijo el director del zoológico de Mendoza a Vice, Gustavo Pronotto, este no será trasladado  a ningún otro zoológico ni su hábitat natural porque el oso tiene una edad muy avanzada,  tiene una excelente relación con sus cuidadores y  le costaría adaptarse al frío porque ya se acostumbró al clima de Mendoza. Otras organizaciones como Green Peace también se unieron a este movimiento a favor del bienestar del oso polar.

Arturo podría padecer de “zoocosis”, un comportamiento repetitivo que desarrollan los animales en cautiverio.

Los cuidadores del zoológico aseguran que el oso polar no está deprimido y le atribuyen su comportamiento a su avanzada edad.

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir