Stanley Coll da espacio a lo tangible

La exhibición de trayectoria del artista plástico se encuentra en la Compañía de Turismo
stan aterriza
‘Aterriza que hay tocón’. Foto Suministrada
Por Jorge Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am

Cuando se dice ‘¡Aterriza que no hay tocón!’, el refrán corre paralelo a algo así como: ‘es mejor tener los pies en la tierra y pensar siempre realistamente’. No obstante, en la exhibición de trayectoria del artista plástico Stanley Coll, que inaugura en la Compañía de Turismo y que lleva como título el ya casi desconocido dicho, lo que el pintor pretende es transformar la ilusión que ha nutrido su vida, para dar espacio a lo tangible, según lo ha experimentado recientemente.

Son 44 pinturas las que componen su muestra que abarca siete años hasta el presente, desde su emblemática pieza ‘Ángel panadero’ (2007) hasta su simbólica propuesta, ‘Barca de papel’ (2013), con un interinato de momentos vividos ilustrados, basados, en como dice, temas de crítica social, eventos autobiográficos y sucesos vívidos entre puertorriqueños y la realidad que les ha tocado vivir.

“Se puede ver una transformación que denota una secuencia ‘pa’ lante, pa’ trás, pa’ la izquierda y to’s laos’, que viene de una manera inexplicable aunque se da en línea recta y puedas verla distorsionada. En los cuadros, ves un cambio en algo, luego lo repito; y es como si diera para atrás. Lo que más me encanta, es haber hecho lo que me daba la gana; porque ese miedo y esa cosa que tenía para dar un cambio en mi vida, me dio trabajo. La pintura es un reflejo de lo que uno es y eso es inevitable. Ahí está ‘Barco de papel’, que explica y une todo lo que me está pasando”, revela el pintor.

Esta tela narra un recuerdo remoto de su niñez en Jájome, Cayey, del que hace un rescate, cuando visitaba una charca junto a un pozo que transformó el resto de su vida. Viendo aquellos peces desarrolló lo que cataloga como una contemplación que ahora aplica a su vida como artista y como persona.

“Dentro de esa contemplación veo a mi actual esposa como una ‘princesa azul’ y veo como transformación y crítica social, que Puerto Rico se libere de muchas cosas. Esto es, si vamos a aportar para ayudar o estamos con las maletas al lado, cuestionándonos qué haremos. Veo también una dejadez. Se opina; pero no se da el paso hacia el frente. Nos pasamos señalando y quejándonos y creyendo todavía en partidos políticos que nos han partido por el medio. Lo que hago es un registro para que generaciones futuras evidencien mis vivencias”, observó Coll.

‘Aterriza que no hay tocón’ se exhibe en la Sala Miguel A. Domenech de la Galería de Turismo, en el Paseo de La Princesa, el Viejo San Juan.

Jorge Rodríguez, EL VOCERO

Laureado periodista reportando por más de dos décadas en EL VOCERO sobre los eventos de arte y cultura de Puerto Rico y el mundo.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir