Sujeto le da paliza al hombre que violó a su hijo

Las autoridades no lo denunciaron porque "simplemente se comportó como un padre"
ataque
Informe21
Por ElVocero.com 1:42 pm

“Simplemente se comportó como un padre. No creo que debamos tomar medidas legales contra él”. Estas fueron las declaraciones realizadas por los agentes de la policía de Daytona Beach, Estados Unidos, después de ser avisados de que un joven padre había dado una salvaje paliza al adolescente que acababa de violar a su hijo, de tan solo 11 años.

Tal y como ha quedado reflejado en el informe policial, recogido por el diario Daily Mail, esta trágica historia se sucedió hace apenas tres días. Aquella jornada, un joven padre de 35 años (quien no quiso identificarse) decidió dejar a su pequeño –de 11- en casa mientras iba a hacer unas compras. El pequeño, por su parte, llamó a algunos amigos para pasar la tarde jugando a los videojuegos. Entre ellos, según parece, se coló Raymond Frolander, un adolescente de 18 años -un viejo conocido de la familia-.

Tras varias horas haciendo recados, el hombre regresó a la vivienda. Sin embargo, lo que encontró allí desató su ira: Frolander, con los pantalones por los tobillos, estaba violando a su hijo. En ese momento perdió la razón y comenzó a golpear al adolescente, al que dejó inconsciente encima de un charco de su propia sangre. “Se puso de pie y sus pantalones estaban alrededor de los tobillos. No hubo nada más que decir. Le hice todo el daño que pude sin llegar a matarle”, explicó el sujeto.

Tras el suceso, Frolander fue llevado al hospital y, posteriormente, a la cárcel, donde permaneció hasta que fue llevado a juicio. En el proceso, el juez le declaró culpable de violar a un menor. Por su parte, el hombre no fue denunciado por las autoridades locales, quienes señalaron que, a pesar de la violencia llevada a cabo contra el atacante, actuó como lo hubiera hecho cualquier padre al enterarse de lo sucedido.

Fuente: ABC.es

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir