Testimonios encontrados en caso de “carjacking” Casellas

Dos testigos declararon sobre las versiones contradictorias que ofreció el excorredor de seguros sobre el alegado
20140206_RC_CASELLAS_JM
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 6:55 pm

El juicio contra Pablo Casellas arrancó con la selección de ocho mujeres y cuatro hombres como miembros del jurado y con los testimonios de dos testigos que declararon sobre las versiones
contradictorias que ofreció el excorredor de seguros sobre el alegado “carjacking” que sufrió el 17 de junio de 2012.

El agente de la Policía Ricardo Costales, adscrito a la División de Robos de Bayamón, interrogó a Casellas tras alegar que fue víctima de un asalto de vehículo a mano armada.

Relató a preguntas del fiscal Michael Gilfarb, que Casellas le indicó que a eso de las 9:30 a.m. en momentos en que llegaba al área del portón del Club Metropolitano de Tiro en Levitown, escuchó unas detonaciones que le impactaron el cristal posterior de su vehículo, lo detuvo y salió corriendo y que cuando se dirige al polígono aparece un individuo de la maleza de tez trigueña, de unos 5’9 de estatura, delgado, joven, vestido con una camisa oscura y pantalón azul y una
media en la cabeza.

Narró que el acusado le señaló que el sujeto, que andaba con una pistola negra, le apuntó a la cabeza y le anunció el asalto. Casellas le entregó el reloj, su billetera y otras pertenencias. Casellas le dijo al individuo que se llevara todo, incluso que se llevara el vehículo, pero que no le hiciera daño. Mientras se quitaba el reloj sintió un disparo en el brazo derecho y que el individuo le dice que se moviera al asiento del pasajero.

“Me percato que él (Casellas) ya me había dicho que había abandonado el vehículo y le pregunto por qué lo mandó a moverse al asiento del pasajero si ya había dejado el vehículo. En ese momento (Casellas) cambia su versión y me dice que llegó al ramal 22 y se le acerca un individuo por el lado del conductor portando un arma negra y le dice que se mueva al asiento del pasajero”, relató el agente.

Casellas le contó que luego, el individuo se sentó en el asiento del conductor y que escucha una detonación, le dispara en el brazo derecho, se rompe el cristal y como la puerta del pasajero no abría, logró escapar por el cristal que se había roto.

Destacó que originalmente, Casellas le dijo que los disparos ocurrieron en el primer portón y luego en el área del polígono.

A preguntas de Gilfarb, Costales indicó que pudo confrontar a Casellas con sus versiones encontradas. “Tan pronto me da la segunda versión, se detuvo la entrevista. Cuando empecé a hacerle preguntas se mostró hostil”, apuntó Costales.

“Lo observó molesto?”, preguntó el fiscal. “Me indicó que yo no le creía…su tono de voz se elevó”, respondió el agente.

Costales le preguntó qué hacía en el lugar y Casellas le respondió que se dirigía al polígono para practicar.

“¿Lo confrontó con que era el Día de los Padres?”, preguntó Gilfarb. “Es correcto, su padre que se encontraba cerca se lo recordó”, contestó Costales, quien destacó que la entrevista la concluyó el
padre del acusado, el juez federal Salvador Casellas.

También declaró el abogado Andrés Nevares. El letrado corría bicicleta junto a otras dos personas por el área del polígono de tiro. Este se encontró a Casellas, tras el supuesto “carjacking”.

El acusado le dijo a Nevares que lo habían asaltado y que necesitaba llamar a su padre.

Destacó que Casellas le dijo que fue emboscado por tres hombres. Uno de ellos le disparó, por lo que tuvo que detener el vehículo y que acto seguido, un hombre le disparó en el brazo y que le pidió todas sus pertenencias. “El le dijo que tenía armas en el baúl, que tuvo la oportunidad de escapar del carro y que se metió en el pastizal y que le volvieron a disparar. Esperó y cuando se fueron, salió del pastizal”, relató Nevares.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir