Continuar a ElVocero.com

Un encuentro con Jack Daniel’s

Los invitados a la cata pudieron conocer y probar las características únicas de este ‘whiskey’, para encontrar su sabor suave y balanceado, con gran cuerpo y consistencia.
Suministrada
Por Redaccion, EL VOCERO 4:00 am

El Hórreo de V. Suárez en Guaynabo fue el escenario perfecto para realizar una cata de Jack Daniel’s donde los presentes cuatro diferentes ‘whiskies’ de esta reconocida destilería fundada en Lynchburg Tennessee, en 1866. Old No.7, Gentleman Jack, Single Barrel y Tennesse Honey, fueron los ‘whiskies’ a catar y el encuentro estuvo dirigido por Wilfredo Reyes, mixólogo de Jack en Puerto Rico.

La cata inició con la explicación del proceso de elaboración del mencionado ‘whiskey’ ofrecido por François Goachet, gerente de la marca. Seguido, Reyes, anfitrión de la velada, dirigió la cata y presentó la “mezclabilidad” del producto al elaborar varias de sus recetas favoritas. El creador del cóctel ‘Jack Lavanda’, presentó su nueva fórmula ‘Jack Honey Apple’ donde la fusión de sabores deleitaron el paladar de los invitados. El nuevo cóctel mezcla melodías tropicales de la manzana y la canela con el auténtico licor ‘Tennessee Honey’, que conserva la esencia de un ‘whiskie’ de Tennessee.

El color, cuerpo y sabor característico del Jack Daniel’s se debe a un minucioso proceso que lo hace único. Sus ingredientes son la cebada malteada, maíz y centeno. Este ‘whiskey’ se realiza con agua de manantial sacada de una cueva en Tennessee, la diferencia más notable es su proceso llamado ‘charcoal mellowing’ que consiste en filtrarlo a través de carbón de arce sacarino, que lo convierte en lo que es un ‘Tennessee whiskie’. El proceso dura 10 días y, durante este tiempo, el ‘whiskey’ absorbe la esencia del carbón, que refina la bebida y le proporciona un sabor y un aroma único, esta es su principal diferencia frente a otros ‘whiskies’. Finalmente es añejado en barriles de roble blanco que son ensamblados a mano y quemados por dentro para fundir los azucares propios de la madera y darle al Jack Daniel’s su sabor y color ámbar. Mientras el ‘whiskey’ se añeja, los barriles respiran. La calidad del barril es tan importante para Jack Daniel’s, siendo es la única destilería que fabrica sus propios barriles.

Los invitados pudieron conocer y probar las características únicas de este ‘whiskey’, para encontrar su sabor suave y balanceado, con gran cuerpo y consistencia. Sentir el aroma, el sabor y experimentar sensaciones fueron parte de las promesas cumplidas durante la cata, gracias a las apreciaciones de Reyes, quien destacó las experiencias sensoriales que se disfrutan degustando esta bebida, los olores (vainilla, caramelo, madera), los sabores y profundos matices que la gama de Jack Daniel’s esconde, desde un fresco y ligero Old No.7 hasta un elegante y maravilloso Single Barrel. El panel de expertos estaba compuesto por profesionales de diferentes esferas de la industria.
Nada, que “Meet Jack”, fue un evento de cata donde además de la cata, se presentaron las últimas tendencias de la mixología, a través de una experiencia innovadora con un enfoque simple y de alta calidad.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir