Unidos por la música China y Puerto Rico

Por Redaccion, EL VOCERO 4:00 am
El Intercambio China-Puerto Rico de Música y Cultura, cerró con un magno concierto
chinos
EL VOCERO / Agustín Santiago

Emanuel Dufrasne González, etnomusicólogo
Especial para EL VOCERO

Con una sublime presentación de música contemporánea puertorriqueña y china se cerró la serie intensa de actividades con motivo del Intercambio China-Puerto Rico de Música y Cultura, celebrado el pasado viernes, 7 de marzo en el Conservatorio de Música de Puerto Rico.
Estos eventos fueron coordinados por el profesor Alfonso Fuentes del Departamento de Composición del Conservatorio, sede del intercambio descrito. Vinieron a nuestra tierra los profesores Mao Zhu (compositora que lleva el apodo de Bambú), la pianista Tina Yijia Bu y el compositor Zou Xiangping, miembros de la facultad del Conservatorio de Sichuan.
El concierto de cierre empezó a las 7:00 pm con una obra para piano compuesta por Rafael Aponte Ledée, profesor eméritus de nuestro conservatorio. Su obra se titula Peronías y tiene tres movimientos: Calina, Landini y Satie, respectivamente. La intérprete fue Kimberly Davis de la facultad del Conservatorio de Música de Puerto Rico. La maestra Davis alternó con su colega Tina Yijia Bu, quien interpretó tres obras para piano de sendos compositores de su tierra: The Chant of Stones, Wind Water and Shadow de Chen Xiaoyong, Permeation 1 de Gou Yuan y Drum Tower in Dong People Village de Zou Xiangping. Ambas pianistas demostraron insuperable dedicación y profesionalismo con sublimes interpretaciones con gran musicalidad y dominio técnico.
La primera parte del concierto culminó con una obra del puertorriqueño, de Canóvanas, Alfonso Fuentes. Esta obra titulada Kumba-Kim fue concebida para un trombonista solista sin acompañamiento. El intérprete fue el maestro Luis Fred, miembro de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico y de la facultad del conservatorio. El trombonista demostró sonido y técnica más que admirables además de gran ritmo, suma excelencia y notable sentido del humor. Es más que evidente que el intérprete comprendió y transmitió las ideas musicales del compositor.
La obra Chinese Shadow Puppet de Mao Zhu fue compuesta para clarinete y percusión. Los ejecutantes fueron el clarinetista Genesio Riboldi y el percusionista Pedro González. La misma compositora expresó, después del concierto, que la obra narra una historia de lucha y conflicto aunque sin palabras. Fácilmente se podía ver mentalmente a las sombras de un par de títeres chinos. Éstos se usan detrás de una cortina translúcida con una lámpara que alumbra desde el fondo para producir las sombras de las figuras agrandadas y en movimiento.
El profesor Luis Fred tocó un segundo solo de trombón: Introspección II (Elegía a un guitarrista) por Alberto Rodríguez Ortiz. El maestro Fred interpretó magistralmente esta obra elaborada sobre la afinación convencional de la guitarra, ritmos complejos y secciones melódicas en el registro agudo del aerófono, sin descartar otros recursos instrumentales mientras que tomó en cuenta las capacidades del instrumentista.
La compositora Bambú Mao Zhu presentó una obra realmente impresionante basada en una tonada popular de Tibet. La pianista Tina Yijia Bu produjo sonoridades percusivas y exóticas para nuestros oídos caribeños. Las excelentes participaciones del violinista David Betancourt y del clarinetista Genesio Riboldi contribuyeron a crear un ambiente de misterio, sorpresa, ritmos y contrapuntos excitantes y muy modernos. La obra descrita se titula The Red of Juli Masery. Fácilmente se imaginaba el espectador que estaba dentro de una pintura asiática, o unas fotografías, de montañas rodeadas en su base por agua, y sus cimas por neblina, escarpadas y pedregosas, con árboles antiguos y torcidos que brotan entre las piedras.
El concierto terminó con una obra muy lírica y etérea del compositor Zou Xianging. Memories 1 fue concebida para violín, violonchelo y piano. Los intérpretes fueron los maestros Francisco Cabán, Gabriel Acevedo y Kimberly Davis, respectivamente. Sirvió muy bien para concluir un concierto inolvidable tanto por la excelencia del trabajo y el entusiasmo de los profesores como de los visitantes y artistas huéspedes.



Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir