Voluminosa prueba contra exMiss Pettite

Unas 1,480 páginas forman parte de la prueba
Tribunal_Federal_01
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 1:13 pm

Unas 1,480 páginas forman parte de la prueba contra la abogada y ex Miss Pettite Sheila Benabe y otras 19 personas, acusadas por participar en un esquema de fraude hipotecario de sobre $5 millones en nueve préstamos entre mayo a octubre del 2006.

Así consta en una minuta del caso, contenida en el expediente electrónico del Tribunal Federal.

El documento indica que el juez federal Jay García Gregory, concedió 60 días a la defensa para evaluar y discutir la prueba con los acusados.

El pasado 12 de febrero la organización fue acusada por un Gran Jurado por once cargos. Estos son uno por fraude bancario y diez por presentación de declaraciones falsas en la solicitud de préstamos hipotecarios. La líder del grupo, Lina Prestol Rodríguez, enfrenta un cargo adicional por lavado de dinero. La fiscalía federal solicita la confiscación de $3,1777,650.

Se alega que como parte del esquema se tasaban propiedades por encima del valor real y se utilizaban documentos falsos para obtener la aprobación de los préstamos de las instituciones financieras.

El remanente de la hipoteca se le pagaba a los miembros de la pandilla como un “kickback”.

De acuerdo al pliego acusatorio, la organización tenía distintas personas desempeñando diferentes roles. La líder identificaba a dueños de propiedades que tenían la necesidad de salir de sus propiedades porque ya estaban a punto de ser ejecutadas.

Asimismo, reclutaba personas que facilitaban las transacciones, tales como profesionales de bienes raíces, contables y personas que se dedicaban a preparar los documentos falsos.

De igual forma, la pandilla contaba con testaferros o compradores ficticios que compraban las propiedades a sabiendas que no lo estaban haciendo legalmente.

Según el pliego acusatorio, Benabe González defraudó al Doral Bank para la obtención de un préstamo hipotecario para la compra de una casa en la calle Fairway de la urbanización Palmas Plantation Development en Humacao por $560 mil.

Asimismo, se alega que el Banco Santander fue defraudado en la adquisición de una residencia en la calle Recreo, de la urbanización

El Retiro en Caguas por $1,150,000. De igual forma, se alega que el Banco Bilbao Vizcaya fue timado para la compra de una casa en la calle Albahaca de la urbanización Ciudad Jardín en Gurabo por $570 mil y que esa misma institución financiera fue defraudada para la adquisición de una residencia ubicada en la calle Chinea en Santa Rosa Bayamón por $670 mil.

De igual forma, se defraudó al Banco Bilbao Vizcaya para la compra de una casa en la calle Recreo de la urbanización El Retiro en Caguas por $300 mil y en $680 mil para una residencia en la calle Malageta de la urbanización Ciudad Jardín en Gurabo.

El Doral Bank fue timado para la compra de una casa en la calle Recreo en la urbanización El Retiro en Caguas por $850 mil.

A su vez, RG Premier Bank fue defraudado en $115 mil por una propiedad en la calle 12 de la urbanización Santa Mónica en Guaynabo y en $147 mil por un apartamento en el condominio Parque San Antonio en Caguas.Los acusados se exponen a ser sentenciados a un máximo de 30 años de
prisión a cinco años de libertad supervisada y a multas de hasta $250 mil.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir